Néstor Díaz Tresgallo: ‘El seguro ha demostrado mucha madurez ante una situación crítica’

Néstor Díaz Tresgallo, presidente de la Asociación de Corredores de Seguros de Cantabria:

En el sector asegurador casi todo está previsto y de casi todo hay tablas estadísticas para calcular los riesgos. El negocio se basa, precisamente, en ese carácter predecible que tienen los fallecimientos, los accidentes individuales o los daños en el hogar, cuando se utiliza una base actuarial muy relevante. Así se fija el precio de las pólizas, para que a la compañía le resulte rentable asegurar un siniestro y para que el cliente pague una cuantía proporcional al riesgo. Pero en esta ocasión, el coronavirus ha roto muchos esquemas y hay muchos efectos indirectos de la pandemia sobre los que los asegurados suscitan numerosas consultas a las compañías de seguros y a los mediadores.

El presidente de la Asociación de Corredores de Seguros de Cantabria, Néstor Díaz Tresgallo, reconoce que han sido muchas las llamadas “y una de las más comunes la hacían las empresas para saber si la disminución de ventas por cierre o por descenso de la actividad estaba cubierta dentro de la garantía de pérdida de beneficios”.

La realidad es que esa circunstancia no está cubierta en las pólizas, según Díaz Tresgallo, aunque matiza: “en principio”.

“Se podrían analizar distintas circunstancias, desde tener que cerrar por fuerza mayor, disminución de ingresos por situación de mercado, imposibilidad de fabricar o vender por cierre de clientes o proveedores, pero en ninguno de estos casos las pólizas de seguro prevén dar cobertura por situaciones de fuerza mayor o pandemia. Sí se puede dar cobertura por circunstancias como falta de proveedor o cliente, o por imposibilidad de acceso al centro de trabajo, pero siempre por hechos cubiertos en la póliza”.

No descarta este mediador de seguros que en algunas pólizas específicas sí pudieran reclamarse esa pérdida de beneficios pero “en casos muy concretos”. De lo que sí está convencido es de que las empresas demandarán este tipo de coberturas a partir de esta experiencia.

Respuesta a los casos de Covid

Los seguros sí han dado respuesta a quienes han contraído la enfermedad. “A pesar de ser una situación excepcional, las compañías dan cobertura en la mayoría de contratos y tipos de seguro, pero debemos analizar cada situación concreta. Por ejemplo, en los seguros de salud, la mayoría de compañías han aclarado que cubrían el tratamiento por contagio” y recuerda que “hay que tener en cuenta, también, que la salud privada ha estado al servicio de la salud pública”.

Néstor Díaz Tresgallo es el presidente de la Asociación de Corredores de Seguros de Cantabria.

En cuanto a los seguros de viaje, se dan circunstancias en las que les puede afectar la cobertura por Covid-19. “Se han atendido los servicios de atención médica por contagio en destino, mientras se estaba de viaje, y también se han cubierto los gastos de cancelación de viaje por haber contraído el contagio. Lo que no se ha cubierto son los gastos de cancelación de viaje por fuerza mayor”. Respecto a los seguros de vida riesgo, explica que “también en la gran mayoría de casos se da cobertura al fallecimiento como consecuencia del Covid-19; incluso algunas compañías en las que algunos contratos antiguos excluían esta circunstancia (fallecimiento por pandemia) anunciaron que darían cobertura a los clientes que les pudiera afectar. Por tanto, creo que el sector ha demostrado un excelente grado de madurez, una vez mas, frente a una situación totalmente excepcional e imprevisible”.

El presidente de los mediadores también pone de relieve las ayudas económicas que ha prestado el sector asegurador a múltiples organizaciones y asociaciones, tanto públicas como privadas.

Las compañías de seguros han sido sensibles a la difícil situación en la que se encontraban muchos de sus clientes y han tomado medidas para ayudarles en este trance.

“Creo que el sector asegurador ha demostrado un alto grado de compromiso con la responsabilidad social y prácticamente todas las compañías han adoptado medidas para ayudar tanto a las familias como a las empresas a paliar en alguna medida los efectos económicos desfavorables”, señala Díaz Tresgallo.

Las medidas han ido desde devolución de la parte proporcional al tiempo de estado de alarma al aplazamiento de los pagos sin recargos, ampliación de los plazos de pagos de recibos…

“También es cierto”, añade “que se han publicado noticias falsas de ciertas obligaciones que tenían las compañías, como por ejemplo devolver la prima del seguro del coche mientras hubiera durado el estado de alarma o cuando no se hubiera utilizado el mismo”.

Desde FECOR, la confederación a la que pertenece la Asociación Cántabra de Corredores de Seguros, se publicó una guía con las distintas medidas que iban tomando en este sentido cada una de la Compañías.

Un crecimiento que se verá interrumpido

El sector asegurador lleva tiempo creciendo por encima del PIB, y en los primeros meses del año “el mercado se estaba comportando con unos crecimientos muy aceptables en prácticamente todos los ramos”, señala Díaz Tresgallo. En base al último informe de ICEA que analiza el mercado asegurador, desde enero hasta cierre de abril, “hemos visto que la mayor demanda estaba en los seguros industriales, caución, transporte, equipos electrónicos, montaje, defensa jurídica, salud…”.

En los ramos no vida mejoraba un 0,90%, mientras que en el ramo de vida riesgo crecían un rotundo 8,80% en febrero y hasta un 4,80% en marzo, a pesar de que desde mitad del mes, la comercialización fue mucho más complicada, por el confinamiento.

A partir de marzo, prácticamente todos los ramos han sufrido una caída, en mayor o menor grado, y lo probable es que algunas cosas cambien a partir de ahora. “Ya veremos de que manera afecta esta situación a las cuentas de las compañías, y sobre todo cómo les puede afectar en el futuro. Pero lo que si está claro es que en ciertos ramos, en los que veníamos de un mercado muy blando, ya se estaba empezando a endurecer y esto puede traducirse no solo en un incremento de las primas, sino también en una falta de soluciones aseguradoras para determinados riesgos”.

‘Decisiones más valientes’

La correduría de Díaz Tresgallo tiene su principal base de clientes en las empresas desde hace 25 años (los cumple ahora), y su propietario cree que sus seguros, “se deben enfocar desde la identificación, análisis y tratamiento de los riesgos, para una correcta protección tanto del patrimonio de la empresa como del empresario, y para garantizar la continuidad de la empresa frente a cualquier situación”.

“También ayudamos a nuestros clientes a tratar riesgos que no es posible transferir, a través de programas de análisis y prevención. Una buena gerencia de riesgos, dice, ayuda a nuestros clientes a poder tomar decisiones empresariales mas valientes y acertadas y a asumir riesgos de manera controlada, para que la empresa consiga ser lo más competitiva posible”.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar