Los ciberataques, un gran riesgo empresarial

Cómo una póliza de seguros nos puede ayudar a estar protegidos

Las ciberamenazas, los ciberataques y, en general, el cibercrimen viven estos días una época dorada.  Cada empresa, cada organización, cada ordenador, tablet o teléfono móvil es un posible objetivo de los ciberdelincuentes. España es el tercer país del mundo con más ataques cibernéticos.

El Foro Monetario International identifica el cibercrimen como la mayor amenaza a la actividad empresarial de los próximos años. IBM estima que, en los próximos 30 años, el mayor riesgo al que se enfrentan las empresas a nivel mundial son los ciberataques. Durante las últimas semanas la Policía Nacional ha detectado más de 12.000 páginas fraudulentas relacionadas con la COVID-19.

La crisis de la COVID-19 ha obligado a las empresas a adoptar nuevas formas de trabajo remoto para minimizar los riesgos a la salud de los empleados y clientes. El teletrabajo ha sido la palanca empleada por la mayoría de las empresas para poder continuar con su actividad económica pero ¿se han adaptado los sistemas y políticas de ciberprotección a esta nueva realidad laboral? En los últimos tres meses se han disparado los ciberataques, la delincuencia en internet, el número de robos de datos, de fraudes y de ataques a empresas, aprovechando las brechas de seguridad que expone el teletrabajo.

Contar con unas buenas medidas de seguridad informática es imprescindible pero no evita en su totalidad que podamos resultar víctimas de un ataque.  El entorno cibernético evoluciona cada día y ninguna empresa está libre de ser atacada, lo que protege hoy puede no proteger mañana, por eso minimizar y prevenir a través de un buen sistema de prevención informático junto con una póliza de seguro que brinde cobertura suficiente frente al posible hackeo no es ni caro ni complicado.

La mayoría de empresas cuentan con un seguro de responsabilidad civil y/o de daños para proteger sus activos tangibles ante un siniestro (un incendio, un robo, una reclamación por parte de un cliente por un fallo en el producto, etc) pero muy pocas tienen un seguro contra las consecuencias de un ciberataque, lo cual actualmente es uno de los riesgos más probables.

Todas las empresas están expuestas pero, por lo general, los hackers intentan atacar primero a las pequeñas, más vulnerables. El 70% de las víctimas son pymes y la mitad de ellas tuvieron que cerrar al cabo de 6 meses debido a los daños provocados.

Los seguros contra los ciberriesgos actúan desde el primer momento del siniestro, poniendo a disposición del asegurado una serie de herramientas y expertos informáticos especializados para subsanar el incidente. Asimismo, otorgan coberturas de recuperación de datos, pérdida de beneficio derivada de la interrupción del negocio, responsabilidad civil por daños producidos a terceros, así como la protección del asegurado por las posibles demandas producidas por el incumplimiento de la normativa de protección de datos.

En resumen, el seguro de ciberriesgos es una herramienta necesaria para la protección de nuestro negocio ante esta nueva amenaza.

En Ceballos Correduría de Seguros estamos especializados en Seguros de Empresas. Ahora más que nunca debemos estar preparados ante estos riesgos que pueden poner en peligro la continuidad de nuestros negocios.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar