El Covid no desanima a los turistas del Brittany Ferries

La mayoría de los pasajeros británicos que no pudieron viajar en estos meses han pospuesto sus desplazamientos

Santander recibió el 21 de marzo al último ferry de pasajeros en periodo de confinamiento. De hecho, ya era anómalo, porque venían españoles que decidían volver al país ante el cariz de los acontecimientos, aunque el país estuviese confinado, y regresaban apresuradamente a Inglaterra algunos británicos a los que sorprendió esta extraña situación en España. Cien días sin movimientos de personas, pero que han puesto de relieve la fidelidad de la clientela. La mayoría de los británicos que tenían adquiridos los pasajes para viajar a España durante los meses de confinamiento no han pedido la cancelación, sino que han cambiado las fechas.


Las restricciones de movilidad impuestas durante el estado de alarma han afectado mucho a las navieras que se dedican al transporte de pasajeros. El nuevo director adjunto de Brittany Ferries España, Roberto Castilla, reconoce que el coronavirus ha tenido un impacto negativo en su empresa, ya que de los ocho buques de que dispone, solo cinco han estado funcionando en estos meses. “Ha sido un golpe duro”, dice.

Sin embargo, la naviera bretona empieza a ver el futuro con cierta esperanza. Pese a que algunos pasajeros que tenían reservas para estos meses de confinamiento solicitaron la cancelación de sus billetes y la devolución de los importes, la mayoría han decidido posponer sus desplazamientos y continúan con sus planes de viajar. Los ferries no llegan a completar los nuevos aforos, aunque son más reducidos, pero Castilla considera que “la gente está respondiendo”. El ‘Pont-Aven’ tiene capacidad para 2.000 pasajeros, pero la compañía ha decidido limitarla a 850 personas, por seguridad, y en las últimas escalas que se han hecho a Santander han viajado  unas 700.

Cuarentena en Reino Unido

Brittany Ferries comenzó a trabajar en la reactivación de su servicio de reservas de pasajes hace semanas, con la confianza de que el Ejecutivo británico levantase la cuarentena a los extranjeros que llegasen a su territorio. Antes de que el gobierno de Boris Johnson tomase ninguna decisión, la compañía ya tenía claro cómo se irían desarrollando los acontecimientos: “Nosotros no contemplábamos otro escenario, estábamos totalmente seguros”, explica.

El primero en mover ficha fue el Gobierno español, que abrió las fronteras con los países del espacio Schengen, incluido el Reino Unido. De esta forma, dejó de ser obligatorio que los ciudadanos extranjeros tuvieran que cumplir el confinamiento al visitar otro país de la zona. Una decisión arriesgada, porque el de Johnson todavía mantenía el aislamiento para quienes fuesen a su país.

Las medidas británicas se fueron atenuando con el paso de los días y Reino Unido finalmente optó por retirar la obligatoriedad de cumplir cuarentena a pasajeros españoles, franceses, alemanes e italianos, a partir del 10 de julio.

Eso sí, no todos los territorios británicos actúan de forma armonizada. Escocia, Gales e Irlanda del Norte mantendrán la cuarentena a todos los viajeros españoles previsiblemente hasta el 21 de julio, pero tanto la fecha como los países que finalmente retirarán las restricciones están sujetos a posibles modificaciones.

El ‘Pont Aven’ está llegando con unos 700 pasajeros por escala, aproximadamente el 80% de su nueva capacidad, reducida a menos de la mitad para cumplir las distancias de seguridad.

Las mercancías han continuado a medias

Desde finales de marzo, Brittany Ferries ha mantenido los servicios de mercancías entre Santander y Porstmouth, pero no la de pasajeros que, como es obvio, no podían salir del país. La conexión entre la capital cántabra y Plymouth se reanudó el 30 de junio. Antes de la pandemia, la compañía operaba en el Puerto de Santander con tres buques, el ‘Pont-Aven’, el ‘Cap Finistere’ y el ‘Connemara’.

El primero de ellos quedó atracado al desencadenarse la crisis sanitaria, debido a que está destinado fundamentalmente al transporte de pasajeros, y el ‘Connemara’ estuvo navegando por aguas del Canal de la Mancha. El único que mantuvo su presencia en Santander fue el ‘Cap Finistere’, que pasó de una escala a dos, pero exclusivamente para transportar mercancía. La empresa marítima también ha llevado a cabo repatriaciones esporádicas, tanto de británicos que estaban en España como españoles atrapados en Reino Unido, pero este movimiento de viajeros ha sido prácticamente testimonial.

Punto de entrada de tráfico internacional

Para Roberto Castilla, el Puerto de Santander es el “más importante” de la fachada norte del país en cuanto a número de pasajeros.

Por ello, considera que fue un error la decisión del Gobierno durante el estado de alarma, inmediatamente rectificada, de no introducirlo en el listado de autorizados para el tráfico internacional de viajeros. Su compañía trabajó con Puertos del Estado y con el de Santander para revertir una orden que no llegó a tener consecuencias, ya que en aquel momento el único transporte permitido era el de mercancías. “Era un problema para el futuro, pero se solucionó rápido con las gestiones que se hicieron”, subraya.


Controles sanitarios para los viajeros

Los pasajeros que desembarcan en el Puerto de Santander están obligados a someterse a controles de temperatura y a responder a un cuestionario de salud, facilitado a Brittany Ferries por el Gobierno central, antes de salir del barco.

Si la compañía detecta que alguno de los viajeros supera la temperatura de 37,5º o determina que alguna de sus respuestas en el examen resulta sospechosa, envía al turista a una caseta instalada junto al Centro Botín, donde un equipo formado por un médico y una enfermera lleva a cabo una segunda evaluación mediante una entrevista.

Si el pasajero tuviese una patología que pudiese suponer un riesgo para la salud, se activaría la alerta sanitaria y se le enviaría a un centro sanitario.

Las inspecciones que hacen las navieras, bajo supervisión de Sanidad Exterior, son las mismas que se llevan a cabo en los aeropuertos.


Suscríbete a Cantabria Económica
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar