Sin categoría

Editorial

Nuevo Lexus UX

Los salarios de tramitación se vuelven a pagar, con la única diferencia que incluso la parte que antes pagaba la Administración, como culpable de los retrasos en las sentencias, ahora la pagará también el empresario. Los fijos discontinuos vuelven a tener prestación de paro. La obligación de aceptar una oferta de trabajo se reblandece considerablemente… ¿Qué queda entonces de la reforma del desempleo? Pues prácticamente nada. Lo único significativo es la no aceptación de nuevos perceptores del PER, lo que quiere decir que es un subsidio en extinción, pero a tan larguísimo plazo que tendrán que jubilarse todos los beneficiarios actuales -algunos veinteañeros para que desaparezca. ¿Y para llegar a esto hemos pasado por la ruptura de¡ diálogo social, un decreto ley tronante, una huelga general y el cese de un par de ministros directamente implicados, aunque no mentores de la idea?

El decretazo se ha quedado en decretito. Y probablemente eso sea bueno, lo que ocurre es que no sabemos por qué. La sesuda explicación del ministro de Trabajo de que Ios momentos en la vida son distintos” es tan apabullantemente insustancial que aterra pensar que se hizo sin pensarlo bien y que se ha rectificado con la misma falta de criterio. A no ser que el criterio sean las encuestas. Si baja la popularidad de] Gobierno, lo mejor es decir lo que la gente quiere oír, lo cual no dice mucho de un Ejecutivo,

Sostenía Fraga cuando era jefe de la oposición que los socialistas no aciertan ni cuando rectifican. Parece que a su sucesor al frente del PP y actual presidente de¡ Gobierno le ha ocurrido algo de eso. Se empeñó la pasada primavera en una cruzada extemporánea, si se tiene en cuenta que anteriormente había firmado trece pactos con empresarios y sindicatos y no había acometido ninguna reforma sobre la que no hubiese alcanzado un consenso previo. Quizá presionado por el hecho de que los índices de paro dejaron de descender y el desempleo ha aumentado en algo más de cien mil personas en el último año, lo que

empieza a poner en riesgo sus logros en este terreno, ensayó sin éxito una sutil reforma de las estadísticas, excluyendo a algunos colectivos de[ cálculo de la EPA, pero los resultados fueron decepcionantes. En la primera oleada de la nueva serie estadística, en lugar de reflejar el sustancial descenso que debía producirse al no computar a aquellos que no habían buscado activamente empleo en el último mes, la EPA recogió una subida de más de 300.000 parados.

E1 fracaso del maquillaje estadístico precipitó al Gobierno en otros terrenos aún más resbaladizos, con la reforma por decreto de las prestaciones del desempleo. Es cierto que los sindicatos se negaron a negociar, pero también es cierto que hay un principio casi físico por el cual nadie se presta a negociaciones para empeorar. El Gobierno no esperó más y aplicó las medidas con carácter de extrema urgencia por el procedimiento de decreto ley y ¡os sindicatos respondieron al órdago con otro órdago, una huelga general que el Ejecutivo Aznar ridiculizó pero finalmente ha atendido, en una extraña finta. El cambio de opinión se plasma en nada menos que cien enmiendas a su propio texto, lo cual quiere decir que no va a quedar casi nada.

Entre medio, el Gobierno ha perdido credibilidad ante la opinión pública, ha revitalizado a unos sindicatos que se encontraban sumidos en la burocracia más absoluta, y ha cabreado a los empresarios, convidados de piedra primero y después. Pero sobre todo, ha desgastado inútilmente la coraza de invulnerabilidad que parecía proteger a Aznar en todas sus decisiones y que en estos momentos era especialmente necesaria para amparar la siempre difícil transición de líder que habrá de vivir su partido en los próximos meses. Aunque también se haga por decreto.

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close