En tiempos del coronavirus. Cambio de paradigmas II

Por MLuz Villamil Calva

Muchas empresas están pensando en volver a lo de antes y tengo la convicción de que un nuevo orden mundial se está imponiendo y que por lo tanto habrá un nuevo paradigma en el que las empresas operen, un nuevo paradigma en el que el medio ambiente, la sostenibilidad, la gestión de los recursos, la economía circular y de proximidad tomarán protagonismo.
Las empresas, al igual que las personas, deben adecuarse no solo a las nuevas normativas de los países y regiones, sino que además deberán adaptar su marketing mix a los cambios producidos por la pandemia. Muy probablemente volverá a ser necesaria la cartilla de vacunación para poder viajar, el uso de mascarillas se alargará en el tiempo, por lo menos durante dos años más, los aforos de los establecimientos se verán reducidos no solo durante el 2020 sino hasta el 2022 por lo que se normalizará, la redistribución de mobiliario en restaurantes y hoteles, supermercados, tiendas y centros comerciales, la cita previa para organizar el trabajo y la atención al público quedará instaurado de forma permanente, la venta online, el teletrabajo y el preparar para llevar, los controles de temperatura en lugares públicos, aeropuertos, estaciones de trenes, centros de trabajo (al igual que se realizan controles médicos a los trabajadores anualmente). Una nueva cultura de reservación de espacios y servicios prevalecerá con respecto a la demanda libre y espontánea y esto provoca la necesidad de un cambio en la captación y fidelización de clientes, permite una mejor organización del trabajo, facilita la gestión de stocks, permite mejorar la calidad del servicio, en definitiva, facilita la gestión empresarial.

Tenemos tres casos empresariales que se van a dar, uno, el de las empresas exitosas que se van a adaptar de una manera rápida a los nuevos paradigmas, otra, las empresas que se resisten al cambio hasta caer en crisis, y por último las emprendedoras e innovadoras que verán nuevas oportunidades abriendo nuevas líneas de negocio, diversificando o ampliando la cuota de mercado. Pero está claro que con la crisis veremos mermada la demanda de productos y servicios y prevalecerán en el mercado aquellas que mejor que se adapten a las nuevas circunstancias y sean capaces de aprovechar el nuevo paradigma para mejorar en eficiencia.

Tanto a nivel de empresa como a nivel gubernamental es imprescindible un buen plan estratégico, para ello es necesario recabar información de calidad interna y externa, hacer un exhaustivo análisis, marcar un objetivo y trazar un plan de acción.

También, no es menos cierto, que las decisiones políticas de los ayuntamientos y de los gobiernos pueden perjudicar o favorecer el desarrollo económico, este es un factor externo a tener en cuenta. Por ejemplo, en la actividad turística, vemos como hay municipios o regiones altamente turísticos que no tienen un plan estratégico de apoyo. La imagen que ahora se proyecte de empresa, municipio o lugar público, sea cerrado o abierto, seguro sanitariamente hablando, es primordial. Si las empresas turísticas privadas de un determinado lugar toman medidas en sus establecimientos y los ayuntamientos y empresas públicas, por el contrario, como destinos turísticos, no lo hacen, el esfuerzo de las empresas se verá mermado.

En cambio, si se desarrolla un plan conjunto publico-privado y se hace una promoción conjunta el impacto será mayor. ¿De qué sirve que las empresas controlen sus aforos si las plazas y playas de los lugares altamente turísticas no son seguras?. ¿De qué sirve que las empresas hagan publicidad de las medidas de seguridad sanitaria que están tomando si los turistas no tienen información de las medidas que se van a tomar en ese destino turístico? fijémonos en la falta de planificación y de decisión que está habiendo sobre el uso de las playas en Cantabria, por ejemplo.

Y ante la torpeza de estos destinos altamente turísticos surgirán oportunidades de otros menos conocidos y frecuentados, lugares con encanto que inviten al ecoturismo, a la tranquilidad y al disfrute de la sana naturaleza; estos municipios analizarán cuales son sus recursos, los pondrán en valor y promocionarán atrayendo a los turistas que huyen de las masificaciones y de la falta de gestión. En estos lugares surgirán nuevos emprendimientos para dar solución a nuevas necesidades que surgen en el entorno.

La inteligencia artificial, la tecnología y la innovación se antojan imprescindibles para una eficaz y eficiente gestión. La tecnología simplifica muchos procesos, nos brinda soluciones y nos abre nuevos caminos.

Por último, recordar que los recursos son limitados, incluido el tiempo. Animo a todas las empresas a hacer un buen uso de estos. Con respecto a las líneas ICO que el gobierno ha puesto a disposición de los autónomos y empresas, son de liquidez para seguir pagando costes de actividad, impuestos y por lo tanto endeudamiento. Analiza, piensa, decide y traza un plan.

Suscríbete a Cantabria Económica
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar