Noticias

Un clúster marítimo para Cantabria

MarCA agrupa a 20 empresas y organismos vinculados al sector naval

Reciba la revista de cada mes en su domicilio

Cantabria cuenta desde el pasado mes de diciembre con un clúster de empresas vinculadas al sector naval, denominado MarCA, que busca hacerse un hueco en el programa de construcción de fragatas de la Armada Española, que movilizará una gran inversión.


El naval es uno de  los sectores que han salido reforzado por la iniciativa de Sodercan de crear una línea de ayudas para impulsar la formación de clústers y fomentar la colaboración entre empresas.

El pasado 14 de diciembre tenía lugar la presentación del Clúster Marítimo de Cantabria, denominado MarCA, integrado por 20 compañías y entidades que suman un volumen de negocio de 200 millones de euros. Cubren un área de trabajo muy amplia que va desde la construcción naval y su industria auxiliar, al proyectismo, transporte, recreo, formación o I+D. También están representados el sector público y las organizaciones sociales y profesionales relacionados con el sector.

La presidencia del clúster la ostenta Juan Luis Sánchez, director general de Astander, que es una de las compañías fundadoras de esta iniciativa junto a Empresas Fernández Jove, el Centro Tecnológico de Componentes, FAED y el Grupo Sodercan.

Un Plan Estratégico

Frente a lo que suele ser habitual, el nuevo clúster nace ya con un Plan Estratégico, en el que se señalan las oportunidades que ofrece el mercado para el sector marítimo cántabro. Entre ellas, están las nuevas reglamentaciones nacionales y extranjeras para buques, con cambios significativos en materia de seguridad y medioambiente, que van a hacer necesaria la adaptación de muchos sistemas y equipos de a bordo.

Se mencionan también los nuevos negocios relacionados con las energías marítimas y los motores navales movidos con GNL, así como las oportunidades que deparan los nuevos operadores ferroviarios surgidos en el Puerto de Santander o el desarrollo de nuevas actividades industriales en su entorno.

También son objetivos del clúster el acceso a mercados en crecimiento y con gran interés en productos pesqueros, como Rusia y China, y la industria del turismo de cruceros, que vive un auge espectacular.

Se incluyen en el Plan las crecientes oportunidades que ofrece la llamada economía azul, (energías eólicas, acuicultura marina, perforación…), con un amplio abanico de necesidades, que van desde los estudios de impacto ambiental al desarrollo de embarcaciones offshore para atender las plantas energéticas y las granjas de peces en alta mar.

Para entrar en esos mercados, el recién creado clúster cuenta con la tradición que Cantabria tiene en el sector marítimo, de la que conserva un astillero y una potente industria auxiliar, pero también reconoce debilidades. Entre ellas cita el pequeño tamaño de las empresas, la capacidad limitada para afrontar nuevos mercados por la dificultad de encontrar perfiles profesionales técnicos o la escasez de muelles de atraque para dar servicio al crecimiento de comercio e industria.

Pero, como el propio Plan dice, la ausencia de cualquier tipo de acción conjunta en el pasado hace que las oportunidades sean interesantes con solo plantear una alianza como clúster.

Además de financiar ese Plan Estratégico, Sodercan ya ha buscado un proyecto que podría servir de arranque para el MarCA, un programa de la Armada Española para construir cinco fragatas dotadas de los mayores avances tecnológicos.


Más de 70 empresas y organismos se ‘clusterizan’ para exportar

El Gobierno cántabro ha iniciado una política muy decidida para fomentar la colaboración empresarial dentro del mismo sector, y así formar clusters con masa crítica suficiente como para acudir a grandes contratos o a los mercados internacionales. Sodercan puso en marcha el pasado año un programa de ayudas del que se han beneficiado más de 70 empresas y organismos, agrupados en cuatro clústers y dos unidades de exportación.

En estos momentos hay ya seis agrupaciones sectoriales –GIRA, Clúster de la Industria Nuclear, Santander Fine Food, Santander Global Metal, Clúster Marítimo de Cantabria y Sea of Innovation Cantabria Clúster–, que van a recibir subvenciones públicas por un importe total de 380.858 euros.

Estas ayudas están destinadas a sufragar los gastos de constitución, de personal y contratación externa para el desarrollo de los servicios de gerencia, formación de la organización para sus asociados, gastos de promoción, marketing y comunicación, desarrollo web o folletos.

Este programa de ayudas nació tras observar las dificultades de las pymes para el acceso a la I+D y a la internacionalización, y la existencia de una necesidad de transferencia de conocimiento entre el ámbito en donde se genera (Universidad, centros tecnológicos, empresas tractoras con capacidad de investigación), y las pequeñas y medianas empresas.


Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close