Santander cancela el dividendo a cuenta y Ana Botín se baja un 50% el salario

El banco reduce a un pago único el dividendo de 2020 y constituirá un fondo solidario de al menos 25 millones para combatir la pandemia.

El consejo de administración de Banco Santander ha anunciado este lunes la decisión de cancelar el pago de dividendo de 2020 que se reparte en noviembre y lo traspasa a un único cobro en 2021. No obstante, este único cobro, según anunció la entidad, estará también sujeto a revisión y aprobación por la junta de accionistas el ejercicio que viene. El grupo ha tomado esta medida con el objetivo de disponer de todos los recursos que sean necesarios para apoyar a las empresas y los clientes particulares que lo necesiten por el impacto económico del coronavirus. Además, con la misma intención, el banco reduce un 50% el sueldo fijo y variable de su cúpula, incluido el de la presidenta Ana Botín (que a cierre de 2019 ascendió a 9,9 millones) y el consejero delegado, José Antonio Álvarez (que se situó en 8,2 millones el ejercicio pasado).

Además, el banco anunció que creará un fondo solidario para combatir el coronavirus con más materiales y equipamiento. El fondo, que estará dotado con al menos 25 millones, se financiará con la reducción en la retribución del consejo y la alta dirección del grupo y con aportaciones voluntarias de los empleados del banco.

Las aportaciones se destinarán a cubrir necesidades inmediatas, como la producción y adquisición de equipamiento médico, ropa de protección y otros equipos que son necesarios para tratar a los pacientes infectados por el virus, así como a efectuar donaciones a las autoridades e instituciones correspondientes, explicó la entidad.

En este sentido, la presidenta, Ana Botín, y el consejero delegado, José Antonio Álvarez, han decidido rebajar a la mitad su retribución (fija y variable) de este año. Botín ganó casi diez millones en 2019 entre sueldo y pensión, mientras que Álvarez ganó unos 8,2 millones.

La entidad también reducirá en un 20% la compensación de los consejeros no ejecutivos.

Pero es probable que haya más medidas excepcionales por el Covid-19. La comisión de retribuciones del grupo y los órganos correspondientes en cada uno de los países propondrán extender la rebaja del 20% del sueldo al resto de los equipos directivos en los mercados en los que opera Santander. Además, la entidad anticipa que revisará la política de bonus.

«La pandemia del coronavirus es el desafío más importante al que nos hemos enfrentado en nuestra vida. La magnitud de la tarea que tenemos por delante exige un enorme esfuerzo colectivo, en el que los gobiernos, los bancos centrales y otras autoridades, el sector privado, las organizaciones benéficas y las personas trabajemos juntos para limitar la propagación y proporcionar atención a los afectados, ya sea directa o indirectamente», afirmó Ana Botín, quien admitió que vendrán meses «complicados». «Pero confío en nuestra capacidad como sociedad para superarlo y el banco estará a la altura», garantizó.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar