Noticias

El Gobierno le pide al Puerto una prórroga para la Ciudad del Transporte

La concesión vence en junio

El Gobierno de Cantabria ya le ha pedido a la Autoridad Portuaria, titular de los terrenos, una autorización especial para prorrogar la concesión de Centro Integrado de Transporte de Mercancías (Citrasa) en Raos. Sin esta prórroga, la concesión caducará el próximo 30 de junio, y las empresas asentadas en la Ciudad del Transporte tendrían que buscarse otra ubicación.

El director general de Transportes, Felipe Piña, se ha reunido con la veintena de industriales que ocupan ese lugar (técnicamente, una zona de servicio del Puerto) para informarles de esta situación y cambiar impresiones sobre las alternativas para modificar esa concesión. En el encuentro también se ha tratado de la construcción del acceso directo al Puerto desde la autovía A-67 y cómo afectarán las obras a los terrenos de dominio público.

La Ciudad del Transporte de Santander está enclavada en terrenos del Puerto, y ocupa diez hectáreas.

La concesión administrativa de Citrasa fue otorgada en 1989 a la entonces Diputación Regional de Cantabria por parte de la Dirección General de Puertos y Costas por un periodo de treinta años. En la misma se señala que, finalizado el plazo, a petición de la parte y si se mantuviera el uso, se tramitaría una autorización especial para prorrogar la autorización, algo que el Gobierno de Cantabria ha solicitado a la Autoridad Portuaria de Santander el pasado 7 de noviembre, con la intención de que esa autorización especial se otorgue por el tiempo máximo que permita la ley.

La zona tiene una superficie de 101.000 metros cuadrados, aunque sobre ella se estableció posteriormente una superficie dedicada a «usos lucrativos» de 30.115 metros cuadrados. Se divide en zona logística (el núcleo central) constituido por dos grandes naves de almacenaje; la zona de servicio, donde se ubican varias empresas auxiliares que prestan servicios a las del área logística y a los transportistas; el aparcamiento de vehículos pesados, que constituye la auténtica razón de ser de un centro de transporte; y los viales, que aseguran la movilidad interna y la maniobrabilidad de los vehículos pesados.

El Gobierno de Cantabria ya presentó en 2015 a la Autoridad Portuaria una solicitud para la ampliación concesional, pero la zona de Raos no cumple los requisitos legales que requieren esas ampliaciones ordinarias.

Como toda concesión, la otorgada a Citrasa exige el abono de un canon a la Autoridad Portuaria por la ocupación de suelo, y la Consejería de Industria ya tuvo que incluir en los Presupuestos de 2018, una partida de 3,4 millones de euros para sanear esta empresa pública. De ellos, 1,4 millones fueron destinados a la regularización financiera de la empresa, que arrastraba una situación “muy delicada”, en palabras del consejero, y 500.000 para pagar los cánones adeudados a la Autoridad Portuaria  y otras deudas pendientes. Con los dos millones restantes se pretendía darle un nuevo músculo económico a Citrasa.

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar