Una buena ventilación es esencial para evitar el contagio, según Limpieza Pulido

/COMUNICAE/

La ventilación de las habitaciones de una casa o un edificio siempre han sido importantes para conseguir una buena calidad de aire. Pero actualmente también puede ser una de las formas de evitar la propagación del COVID-19. Los edificios pueden convertirse en focos de contagio, pero con una buena ventilación se puede evitar

A medida que va llegando el frío las personas comienzan a pasar más tiempo dentro y la ventilación empieza a cobrar una gran importancia y cuando se diseña correctamente, un buen sistema de ventilación puede incluso reducir ese riesgo de contagio. En verano ventilar es mucho más sencillo y no resulta un problema, pero en invierno la cosa cambia. Limpieza Pulido, una empresa con una gran trayectoria en el mundo de la desinfección, recuerda que lo más importante es utilizar la mascarilla y el uso frecuente del desinfectante para las manos. Sin embargo, el uso de jabón y agua también reduce el riesgo de transmisión.

Los sistemas de ventilación pueden ser amigos o enemigos de la salud de las personas, según su funcionamiento y mantenimiento. Normalmente los sistemas de ventilación están hechos para conseguir la temperatura perfecta en la casa, pero no están pensados evitar el riesgo de exposición a virus. Es más, un equipo de la Universidad de Cambridge ha demostrado que la “ventilación mixta” es un sistema que dispersa los contaminantes en el aire de forma uniforme. Los contaminantes pueden ser tanto gotas como aerosoles existentes en el aire que contienen virus.

Según Limpieza Pulido, una limpieza total y diaria de los espacios minimiza el riesgo de contagio. Esta empresa proveedora de una gran cantidad y variedad de productos para la desinfección, recomienda limpiar el aire también con máquinas de ozono para reducir el riesgo de contagio. Aunque el ozono no sea un método que impida el contagio por completo, es una buena manera de reducir al máximo ese riesgo. Sin embargo, Limpieza Pulido recomienda el uso de las mascarillas en todo momento posible en ámbitos laborales. Otra forma de mitigar el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 es desinfectando todas las superficies a diario después de su uso.

Limpieza Pulido recomienda tanto su mascarilla quirúrgica de alto riesgo, como la mascarilla FFP2- KN95 desechable, siendo esta última la más segura. Prevenir la dispersión de virus mediante gotas y aerosoles es muy importante y debe hacerse tomando varias medidas en conjunto. Además, una buena limpieza de los centros públicos es importantísima. Limpieza Pulido recomienda limpiar con productos desinfectantes para cada tipo de superficie o incluso utilizar lejía. No obstante, un desinfectante multiusos también es una buena idea. Limpieza Pulido aconseja siempre utilizar desinfectantes registrados como bactericidas.

Fuente Comunicae

Source: Comunicae

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar