Los 5 problemas dentales más comunes

Lamentablemente, los problemas dentales continúan siendo muy recurrentes entre pequeños y adultos. Los especialistas de la salud dental destacan que, en la mayoría de los casos, las lesiones en la boca son prevenibles con una buena higiene y cuidado bucal. En este artículo, presentamos algunos de los problemas dentales más comunes en la actualidad.


Aunque no lo creas, no se puede estar totalmente saludable si se tiene algún problema bucal. Más allá del aspecto estético de la sonrisa que todos queremos tener, la higiene bucal es necesaria porque la boca es la puerta principal de nuestro cuerpo.

Una salud bucal deficiente puede ocasionar el almacenamiento de bacterias en la boca, las cuales posteriormente pueden extenderse por el resto del cuerpo. Para resolver estos problemas, es necesario contar con profesionales experimentados y altamente cualificados como los que ofrece la Clínica dental Martín Riva en Santander.

¿Cuáles son las consecuencias de una mala salud bucal?

Sin duda, el mejor tratamiento es siempre la prevención. Para evitar una deplorable higiene bucal es necesario cepillarse, al menos, dos veces al día durante dos minutos; usar hilos dentales; reemplazar el cepillo de dientes con regularidad y no olvidar cepillar encías y lengua, además de los dientes. También es importante visitar a tu odontólogo de confianza dos veces al año, como mínimo.

Aunque desde niños nos enseñan cómo conseguir una buena salud bucal, hay personas que se saltan lo más básico y esencial: cepillarse los dientes diariamente. A continuación, mostramos algunas de las consecuencias de una deficiente higiene.

Infección de las encías

Las enfermedades relacionadas a las encías son variadas. Entre ellas se encuentran la periodontitis y la gingivitis. Percibir los inicios de estas infecciones es muy complejo, debido a que los síntomas como la inflamación o sensibilidad solo se notan cuando ya está avanzada la infección. De hecho, una periodontitis grave puede provocar la pérdida de algún diente.

Estas infecciones pueden superarse en algunos meses a través de tratamiento con medicamentos y una buena higiene bucal. En otros casos, se debe proceder a la extracción del tejido infectado mediante procedimiento médico.

Mal aliento

El mal aliento o halitosis consiste en el olor desagradable que una persona tiene en la boca. Algunos casos de mal aliento pueden ser tan intensos que incluso otras personas pueden percibirlo, por lo que esta condición suele generar vergüenza y hasta ciertos niveles de estrés en quien la padece.

Además del olor desagradable, el mal aliento puede provocar cambios negativos en el gusto; una capa blanquecina en la lengua y sequedad en la boca.

Por lo general, la halitosis puede eliminarse a través del autotratamiento: cepillarse los dientes después de cada comida, usar hilo dental con regularidad. Cabe destacar, que la ingesta de ciertos alimentos como el ajo, pueden influir también en el mal aliento.

Caries dental

Las caries son una de las enfermedades más comunes en el mundo, junto al resfriado. Estas se forman cuando la placa dental que cubre los dientes desaparece por la ingesta de alimentos ricos en azúcares y almidón.

Para detectar una carie e iniciar el tratamiento que más se ajusta a la persona se debe visitar a un odontólogo cualificado. En promedio, las caries no presentan síntomas evidentes, por esta razón es tan importante asistir regularmente a consulta de rutina.

Cáncer oral

En el peor de los casos, una mala higiene bucal puede derivar en cáncer oral. Quienes padecen de esta enfermedad suelen tener protuberancias, así como llagas permanentes y manchas rojizas o blancas dentro de la cavidad bucal.

Asimismo, quienes no cuidan su salud bucal son más propensos a desarrollar cáncer de páncreas, cáncer de riñón o cáncer de la sangre. Entre las medidas que puede tomar para prevenir el cáncer de boca está el cambiar hábitos de consumo contra el tabaco y el alcohol. Como cualquier otro tipo de cáncer, su cura depende del éxito de la cirugía y de la radioterapia.

Sensibilidad en los dientes

Una higiene bucal deficiente puede producir la desaparición de la capa protectora dura de las piezas dentales. De esta manera, las terminaciones nerviosas quedan expuestas y se origina lo que se conoce como la “hipersensibilidad dentinaria”.

En este sentido, tanto el frío como el calor afectan al diente o los dientes expuestos causando incomodidad y hasta dolor en quien padece esta enfermedad bucal. Sin embargo, el esmalte protector de los dientes no solo puede desaparecer por falta de limpieza bucal. Otros factores que inciden son trastornos como el bruxismo –rechinar de dientes-, cepillar los dientes con excesiva fuerza o con un cepillo de dientes muy rígido. Además, el consumo de bebidas o alimentos ácidos.

Estos son algunos de los problemas de salud más comunes que aquejan a un importante porcentaje de la población. Los trastornos bucodentales pueden ser atendidos eficazmente a través de los mejores y más avanzados tratamientos odontológicos.

 

Suscríbete a Cantabria Económica
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar