Cantabria económica
Inicio ::: Suscripciones ::: Publicidad ::: Ediciones del Norte ::: Contactar






Artículos
Editorial
La importancia de Reinosa

¿Por qué no despega la economía cántabra?


Una cama quiere ser más que una cama
Cantabria saca poca rentabilidad de sus visitantes. Los hoteles tratan de vender paquetes completos y retenerlos por más tiempo

Al alcance los dos millones de turistas y el millón de pasajeros en Parayas
Dos hitos de gran relieve se pueden producir este año: que Cantabria supere los dos millones de visitantes, algo que no ha ocurrido nunca, y que Parayas alcance el millón de pasajeros, una cifra a la que llegó a finales de la pasada década y que añora desde entonces. Es posible que el mal tiempo de julio no llegue a permitirlo, pero con cualquiera de estas dos cifras tan rotundas la región vería colmados unos objetivos que parecían inalcanzables, incluso en los buenos tiempos.

Una escala para el turismo náutico francés
El Gobierno cántabro quiere atraer a los miles de yates galos que recorren el Cantábrico en verano

La Dama Blanca cumple 100 años
El Hotel Real permitió alojar a cortesanos y ministros y apenas ha cambiado en un siglo

La hora de la colaboración entre empresas
Sodercan fomenta la creación de clusters y consorcios de exportación en sectores estratégicos de la economía cántabra

El cluster de automoción GIRA agrupa ya el 30% del PIB industrial cántabro
Se creó en 2005 con 16 empresas y hoy suma 27

El primer cluster nuclear de España
El CINC colabora en grandes proyectos como el reactor de fusión ITER

Una macroempresa en el sector metal-mecánico
Santander Global Metal agrupa a ocho compañías y cerca de 800 trabajadores

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 (11...20)

Siguiente
El primer cluster nuclear de España
Fecha: 08/08/2017

El CINC colabora en grandes proyectos como el reactor de fusión ITER

Agrupados en torno a ENSA, el más importante fabricante español de componentes para la energía nuclear, en 2013 se creó en Cantabria el cluster CINC, una plataforma desde la que abordar los retos y oportunidades que ofrece el mercado mundial en el campo de la energía nuclear. El cántabro ha sido el primer cluster nuclear creado en España y está integrado por once empresas.
Si el primer cluster formado en Cantabria tuvo como objetivo el sector más potente de la industria regional, el de la automoción, el siguiente que promovió la Administración se apoyó en la existencia de una gran empresa tractora en un ámbito de tanta importancia estratégica como el nuclear, ENSA. Aún así fue preciso esperar hasta el pasado año para su formalización jurídica, aunque la puesta de largo del CINC (Cluster de la Industria Nuclear de Cantabria) tuvo lugar en la Bienal de París de 2012.
Cinco años después del comienzo de sus actividades, el objetivo que guió al Gobierno cántabro a impulsar la creación de este cluster continúa vigente. Se trataba de reunir a un grupo de empresas para generar sinergias y conseguir así más adjudicaciones en programas de I+D+i nacionales y europeos.
La tarea concreta del CINC consiste en compartir entre sus asociados las mejores prácticas de las empresas y las últimas técnicas en gestión, formación o producción. Se podría definir como una plataforma de servicios compartidos, donde las empresas participantes se complementen, evitando duplicidades en los productos o servicios que prestan.
En el horizonte de esa asociación había proyectos de gran envergadura, como el Almacén Temporal Centralizado (ACT) de residuos nucleares o el reactor de fusión nuclear que se está construyendo en Cadarache (Francia). Esos macroproyectos alentaron la creación del cluster, ante las enormes oportunidades de trabajo que se abrían para la industria cántabra especializada, teniendo en cuenta su potencial.
Equipos Nucleares (ENSA) ya había conseguido un contrato para el ensamblaje del núcleo del reactor del ITER, y otra de las empresas integrantes del cluster, el Grupo Leading Enterprises, de Los Corrales de Buelna, iba a participar en el desarrollo de los paneles de recubrimiento interior del reactor de fusión.
Otros socios del cluster aportaban conocimientos que complementaban la amplia gama de especializaciones que están representadas en el CINC. Así, CIC, que se dedica a la ingeniería de software, telecomunicaciones y consultoría, ha instalado sistemas de información en todas las centrales nucleares españolas; Norca, especializada en servicios de calidad, ingeniería y protección radiológica, tiene mucha experiencia en sectores con tan elevados requisitos como el nuclear; y Enwesa Operaciones presta un amplio catálogo de servicios de mantenimiento de las centrales.
Atos, que se incorporó al CINC el pasado año, valora a través de su portavoz, Christian Suell, su pertenencia al cluster: “Siendo una de las empresas TIC más relevantes de la región y teniendo como foco el sector de la energía, creemos que era importante nuestra participación en el cluster, ya que nos da la oportunidad de tener más visibilidad en el área nuclear, sobre todo a nivel nacional, y facilita la relación con plataformas y organismos, al hacerlo de forma mancomunada”.
Como suele ser habitual en los cluster impulsados por la Administración, las entidades públicas juegan un papel importante, entre ellas la Universidad de Cantabria, que ha realizado numerosos proyectos de I+D+i, nacionales e internacionales relacionados con la integridad estructural de componentes nucleares, la optimización de procesos de caracterización de materiales en los programas de vigilancia de vasijas y la modelización de sus procesos de deterioro y envejecimiento.
La UC cuenta, además, con grupos de investigación aplicada al sector nuclear que aportan servicios de automática, robótica, telemática, modelización de procesos y software de control y simulación.
También recaía un papel importante en el Centro Tecnológico de componentes, que ya venía desarrollando su actividad de I+D colaborando con ENSA en el diseño y análisis de componentes nucleares.


Objetivos para 2017

En una jornada sobre el sector nuclear celebrada en ENSA el pasado mes de febrero, María Vega, presidenta del CINC y directora de Desarrollo de Negocios de Equipos Nucleares, resaltó la visibilidad lograda por el CINC en distintos foros internacionales, su participación en ferias nacionales y europeas, y las fluidas relaciones con otros clusters europeos, sobre todo con los de Gales y Cambria, para llegar a acuerdos y proyectos de I+D.
Unas líneas de trabajo que van a mantener durante este año, en el que se han marcado como objetivos la cooperación tecnológica para mantener informadas a las empresas que integran el cluster; la apuesta por la formación, con la creación de un curso de verano en la Universidad de Cantabria; la organización de un encuentro entre las empresas del CINC y el cluster de Cambria; y la continuidad de su participación en ferias y foros del sector.

Cantabria Económica © 1996-2017 Todos los derechos reservados.