Cantabria económica
Inicio ::: Suscripciones ::: Publicidad ::: Ediciones del Norte ::: Contactar






Artículos
Sofía Ellar en Santander: ‘Cuando pongo un pie aquí… es donde escribo mis canciones’
La cantante toca en el Escenario Santander este sábado a las 22.00 horas

Vuelve el Santaner Musica Festival
Los Planetas, The Vaccines, Sidonie y Lori Meyers desembarcan en la Magdalena

Editorial
La Liga de las regiones

El empleo justifica media legislatura
El Gobierno, acosado por la falta de recursos y las crisis industriales, ha hecho cambios significativos en la educación y la sanidad y ha tenido que actuar como apagafuegos en la industria

‘El fracking ha revolucionado el mundo del petróleo’
Álvaro Mazarrasa, director de la Asociación Española de Operadores Petrolíferos

Renzo Piano: ‘La gente se enamorará de este edificio poco a poco’
El arquitecto genovés asegura que le ha dado ‘la dignidad de lo público pero ha evitado ser arrogante’

Un gran acontecimiento social
Inauguración del Centro Botín

‘Renzo y yo somos gente que escucha’
Luis Vidal, coautor del Centro Botín

IMEM instala un espectacular ascensor de cinco metros de altura


La trastienda de una obra con muchas incidencias


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 (11...20)

Siguiente
IMEM instala un espectacular ascensor de cinco metros de altura
Fecha: 08/07/2017



Pese a la gran experiencia internacional que acumula IMEM en el diseño y fabricación de todo tipo de ascensores –algunos de ellos muy complejos– la construcción del Centro Botín siempre será recordada como un hito dentro de la dilatada trayectoria empresarial de esta empresa cántabra.
La adjudicación de los elevadores se remonta a tres años atrás, cuando IMEM tuvo que batirse con las más importantes multinacionales del sector y demostrar que estaba cualificada para asumir este singular proyecto.
El ascensor principal está preparado para transportar 6.500 kilos de carga (equivalentes a 86 personas) y recibe a los visitantes al pie del módulo Este. Resulta inevitable no fijarse en las enormes puertas de cuatro metros de altura que dan acceso a la cabina acristalada, cuyo interior llega a alcanzar los cinco metros, para poder acoger sin problemas las valiosas piezas que se van a exponer, algunas de ellas de grandes dimensiones, sin tener que desmontarlas o sin el riesgo de que puedan sufrir daños.
“Era la primera vez que fabricábamos un ascensor con una cabina de una altura así”, reconoce el director de Marketing de IMEM, Antonio Pérez Luzuriaga, “y me aventuraría a pensar que no existe ninguna cabina de características similares en toda Europa”.
Las inusuales proporciones del ascensor no fueron, sin embargo, el mayor reto tecnológico que tuvo que asumir IMEM. “La otra empresa de elevación que quedó finalista para adjudicarse el proyecto presentó una solución que implicaba la construcción de un cuarto de máquinas, lo que suponía un considerable sacrificio de espacio” –señala Pérez Luzuriaga. “Nosotros decidimos arriesgar más, presentando un diseño sin cuarto de máquinas, algo que resulta casi inédito en ascensores tan grandes”, añade. Finalmente fue el proyecto del fabricante cántabro el que convenció a la propiedad, a la constructora (la empresa OHL) y al estudio de Renzo Piano.
El diseño del hueco del ascensor incluye unas aperturas al exterior cuya función consiste en posibilitar que la temperatura en su interior sea diferente a la del edificio; las puertas exteriores disponen de un sistema especial que servirá también de aislante al tránsito de aire. Además, la cabina está equipada con cristales calefactados y elementos de climatización propios.
El foso del ascensor presenta la peculiaridad de estar ubicado por debajo del nivel del mar, por lo que se ha incluido un dispositivo de detección de agua cuyo cometido es accionar unas bombas de evacuación en caso necesario.
Entre los avances tecnológicos incorporados se encuentra un sistema especial antiderivas en la cabina y otro de maniobra especial, orientados a impedir que la cabina se mueva en el momento de su carga. Las puertas también disponen de barreras electrónicas en toda su altura para facilitar la carga de obras de arte de grandes dimensiones.
El volumen Oeste del Centro ha sido equipado con otro ascensor más pequeño (de 2.000 kilos de carga) y dos de minicarga destinados al área de restauración, que, igualmente, han sido diseñados, fabricados e instalados por la empresa cántabra.
La capacidad tecnológica de IMEM para fabricar ascensores de grandes dimensiones ya ha quedado demostrada en otros edificios de referencia, como aeropuertos, centros comerciales y edificios públicos de varios continentes. El año pasado construyó un enorme ascensor capaz de transportar a 140 personas simultáneamente (10.500 kilos de carga) para el famoso Museo Victoria & Albert de Londres.

Cantabria Económica © 1996-2017 Todos los derechos reservados.