Cantabria económica
Inicio ::: Suscripciones ::: Publicidad ::: Ediciones del Norte ::: Contactar






Artículos
Sofía Ellar en Santander: ‘Cuando pongo un pie aquí… es donde escribo mis canciones’
La cantante toca en el Escenario Santander este sábado a las 22.00 horas

Vuelve el Santaner Musica Festival
Los Planetas, The Vaccines, Sidonie y Lori Meyers desembarcan en la Magdalena

Editorial
La Liga de las regiones

El empleo justifica media legislatura
El Gobierno, acosado por la falta de recursos y las crisis industriales, ha hecho cambios significativos en la educación y la sanidad y ha tenido que actuar como apagafuegos en la industria

‘El fracking ha revolucionado el mundo del petróleo’
Álvaro Mazarrasa, director de la Asociación Española de Operadores Petrolíferos

Renzo Piano: ‘La gente se enamorará de este edificio poco a poco’
El arquitecto genovés asegura que le ha dado ‘la dignidad de lo público pero ha evitado ser arrogante’

Un gran acontecimiento social
Inauguración del Centro Botín

‘Renzo y yo somos gente que escucha’
Luis Vidal, coautor del Centro Botín

IMEM instala un espectacular ascensor de cinco metros de altura


La trastienda de una obra con muchas incidencias


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 (11...20)

Siguiente
Cantabria quiere gestionar los ríos regionales
Fecha: 08/02/2017




La conversión del bitrasvase del Ebro en un trasvase no es la única iniciativa que el Gobierno cántabro ha planteado al Ministerio de Medio Ambiente. También pretende que se le transfiera a la comunidad la gestión de las cuencas de aquellos ríos que transcurren en su totalidad por el territorio de Cantabria. Se trata de una vieja aspiración que se recoge en el Estatuto de Autonomía pero que todavía no se ha visto satisfecha, como sí ha ocurrido en otras comunidades.
Además de ampliar sus competencias, el interés que anima al Ejecutivo cántabro a plantear esta transferencia es la posibilidad de que sea la propia región la que obtenga los aprovechamientos eléctricos de alguno de sus ríos. Es el caso del Besaya y del Nansa, donde están próximas a concluir las concesiones que en su día hizo el Gobierno del Estado a favor de Viesgo y Saltos del Nansa.
Otros ríos, como el Deva o el Asón, no podrían ser transferidos ya que su red hidrológica desborda el territorio de Cantabria, aunque sea en un pequeño porcentaje. Basta que algún afluente provenga de otra comunidad para que una región no pueda reclamar la gestión en exclusiva de su cuenca y en ambos casos se da esta circunstancia.


Calcular los costes

La transferencia de esas competencias no solo aportaría beneficios para la comunidad, también llevaría aparejados algunos costes. Hasta ahora, la Confederación Hidrográfica se ha hecho cargo de obras de saneamiento y los trabajos en los cauces de esos ríos para evitar las desbordamientos. Todas esas obras pasarían a ser responsabilidad de la comunidad autónoma de Cantabria, que debería asumir también a los funcionarios que las gestionan.
En definitiva, se trata de hacer un balance de costes y de beneficios. El director General de Medio Ambiente, Miguel Angel Palacio, se lo toma desde un punto de vista más racional que emocional: “Cantabria tiene que hacer un análisis sereno y objetivo de estas transferencias del Estado y, si fuese positivo para la comunidad, iríamos a por ellas”.
No sería la primera vez. La comunidad ya lo intentó hace una década, pero su petición nunca avanzó.

Cantabria Económica © 1996-2017 Todos los derechos reservados.