Cantabria económica
Inicio ::: Suscripciones ::: Publicidad ::: Ediciones del Norte ::: Contactar






Artículos
Editorial
La importancia de Reinosa

¿Por qué no despega la economía cántabra?


Una cama quiere ser más que una cama
Cantabria saca poca rentabilidad de sus visitantes. Los hoteles tratan de vender paquetes completos y retenerlos por más tiempo

Al alcance los dos millones de turistas y el millón de pasajeros en Parayas
Dos hitos de gran relieve se pueden producir este año: que Cantabria supere los dos millones de visitantes, algo que no ha ocurrido nunca, y que Parayas alcance el millón de pasajeros, una cifra a la que llegó a finales de la pasada década y que añora desde entonces. Es posible que el mal tiempo de julio no llegue a permitirlo, pero con cualquiera de estas dos cifras tan rotundas la región vería colmados unos objetivos que parecían inalcanzables, incluso en los buenos tiempos.

Una escala para el turismo náutico francés
El Gobierno cántabro quiere atraer a los miles de yates galos que recorren el Cantábrico en verano

La Dama Blanca cumple 100 años
El Hotel Real permitió alojar a cortesanos y ministros y apenas ha cambiado en un siglo

La hora de la colaboración entre empresas
Sodercan fomenta la creación de clusters y consorcios de exportación en sectores estratégicos de la economía cántabra

El cluster de automoción GIRA agrupa ya el 30% del PIB industrial cántabro
Se creó en 2005 con 16 empresas y hoy suma 27

El primer cluster nuclear de España
El CINC colabora en grandes proyectos como el reactor de fusión ITER

Una macroempresa en el sector metal-mecánico
Santander Global Metal agrupa a ocho compañías y cerca de 800 trabajadores

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 (11...20)

Siguiente
Isabel Vega, del Club Marisma, Premio Mujer Empresaria
Fecha: 08/12/2016

Pronto abrirá un gimnasio en Barcelona

Hace 16 años, Isabel Vega, licenciada en Ciencias Químicas, dejó su trabajo en La Coruña para hacerse cargo de la dirección del Marisma Wellnes Center, un club deportivo que su padre acababa de abrir en Santander. Entonces tenía 35 personas a su cargo, hoy son más del doble y está a punto de abrir un innovador gimnasio en Barcelona. Vega ha sido designada Empresaria del año 2016 por Asociación de Mujeres Empresarias de Cantabria y recogió el premio en una gala a la que asistieron cerca de 300 personas.
El Premio Empresaria del Año reconoce el trabajo que desarrollan las mujeres empresarias, directivas, ejecutivas y emprendedoras de la región, así como el papel que representa este colectivo en el desarrollo económico y social de la comunidad.
Vega compagina su tarea directiva con la docencia y formación en cursos y máster de gestión deportiva y se declara una apasionada por la actividad física y la vida saludable. No es su primer premio, en 2010 le concedieron el de Joven Empresario de Cantabria.
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, destacaron su trayectoria de éxito y felicitaron a la premiada por haber hecho del complejo Marisma una "referencia" en servicios deportivos y de salud, por su espíritu innovador y por la riqueza social que genera esta empresa.
Ambos hicieron hincapié en la presencia “arrolladora” que ha conseguido la mujer en muchos campos en los que hasta hace unas décadas apenas tenía representación y en la necesidad de social de contar con referentes femeninos, como Isabel Vega, para impulsar a muchas otras.
En las pasadas ediciones fueron distinguidas con el Premio Empresaria del Año Teresa Monteoliva (Grupo Cañadío), Lola Rama y Celia Segurado (El lagarto está llorando), Amparo Salmón (Delicatessen La Hermita), Charo Baqué (Cafés Dromedario), Marián Rueda (Imprenta J. Martínez), Noelia Fernández (Yahoo), María Ángeles Pérez (Balneario de Puente Viesgo), Beda Herrezuelo (Lucio Herrezuelo), Mar Bolado (Stringflex), Emilia Fuentes (Conservas Emilia), Soledad Álvarez (Tinamenor), Teresa Paraja (Nocaster), Dolores Gordejuela (Jota) y María Rosa Fernández-Pacheco (Hostería de Castañeda).

Cantabria Económica © 1996-2017 Todos los derechos reservados.