Emprendedores de Cantabria

Sport Rooms: Cuando el deporte y el turismo se unen

El portal digital torrelaveguense que ofrece servicios a deportistas facturará diez millones en 2021

El turismo deportivo nacional ha crecido un 41% entre 2010 y 2017 hasta generar 14.000 millones de euros anuales. Por eso, varios cántabros vieron en él una oportunidad empresarial y se asociaron para crear una plataforma digital para facilitar las inscripciones y el alojamiento a cuantas personas desean participar en eventos deportivos nacionales e internacionales. Aunque los inicios fueron difíciles, la empresa se encuentra mucho más cerca de facturar los diez millones de euros que tenía previstos para 2021. A pesar de que su objetivo prioritario es España, la plataforma también atrae a clientes de Finlandia, Alemania, Islandia y Noruega.


Quien no arriesga no gana. Esa idea debió pasar por la cabeza de Alberto García cuando se le ocurrió lanzar un buscador de alojamientos especializados en deportistas. Un portal que permite conseguir dorsales para pruebas deportivas que se celebran en cualquier parte de España y en otros países y hoteles acordes a las necesidades de quienes desean participar. Lo novedoso de su sistema es que basta con que el usuario se conecte a la página web, seleccione el destino, el deporte y las fechas en que quiere practicarlo para encontrar un hotel adecuado. La contratación de todo el paquete se hace directamente desde la página sin tener que recurrir al organizador del evento deportivo o al establecimiento hotelero.

Alberto tenía experiencia tanto en el sector turístico –su familia tiene negocios hoteleros– como en la organización de eventos deportivos. Aunque la idea era original, no disponía del dinero necesario. “Como no tenía pasta, empecé a liberar acciones de la compañía a varios socios y comenzamos con aportaciones de capital propio”, adelanta Alberto.

Parte de la plantilla en la sala de reuniones en la sede de la compañía.

José Antonio García, Gerardo Madero y Miguel García decidieron acompañar a Alberto en su portal online, aunque con el paso del tiempo Miguel terminó encontrando trabajo en el Instituto de Astrofísica de Canarias. Los demás mantuvieron su apoyo y después de constituir la compañía, acudieron en 2017 a la feria Fitur donde contactaron con Hotusa, un grupo hotelero internacional con más de 40 años de trayectoria. “Les gustó el proyecto y estuvimos en negociaciones, porque nos querían comprar”, explica el cofundador. No pudieron llegar a un acuerdo pero aquella experiencia les sirvió para comprobar que iban “por el buen camino”.

La puesta en marcha de la startup estaba madurando, pero el tiempo apremiaba porque los fondos disponibles para hacer frente a los costos operativos de la empresa se estaban agotando. Alberto buscó durante un año capital privado para financiar su proyecto, un empeño que recuerda como “difícil”, porque “hubo empresarios en Cantabria que no entendían el modelo de negocio” y los que sí lo comprendían, no se atrevieron a invertir en él. “No hay cultura de apoyo al emprendimiento”, sostiene.

Justo en el momento en que la empresa iba a “morir en la orilla”, apareció la luz al final del túnel, ya que aparecieron empresarios dispuestos a comprometerse con la empresa y aportaron capital. “Nos aseguramos de que fueran socios inteligentes y expertos en el sector”, aclara.

El éxito de Sport Rooms

El sector turístico ha crecido un 41% entre 2010 y 2017 en España hasta llegar a mover más de 14.000 millones en anuales. Los más de 10 millones de turistas internacionales que visitan el país cada año por motivos deportivos encuentran en el territorio nacional una oportunidad única para ejercitarse al aire libre.

“Un alemán se pasa todo el invierno en un gimnasio viendo la tele y corriendo en una cinta, pero va a Canarias o Baleares y alucina”, subraya. “Somos una potencia mundial en todo lo relacionado con el turismo, no tenemos que inventar nada”, añade. Buena parte de los usuarios de su plataforma proceden de los países del norte de Europa, como Finlandia, Islandia, Alemania o Noruega.

Un sector más profesionalizado

Los hoteles son conscientes de que cada vez son más los clientes que practican deporte, de ahí que la mayoría de ellos hayan acondicionado sus instalaciones con gimnasios y aumenten su cartera de servicios para deportistas. “Pero no tenían donde contar que existen esos servicios” explica, “y nosotros somos el medio idóneo para comunicarlo”.

Sport Rooms incorporará un comercial entre julio y septiembre y dos creadores de contenidos para la web en enero de 2020.

Los negocios hoteleros ya disponen de “cuartos cerrados con llave para guardar la bicicleta, desayunos especializados a una hora muy temprana y servicio de lavandería 24 horas”. Incluso los atletas que disputen una maratón y concluyan la prueba por la tarde, tienen la posibilidad, mediante el servicio check-out, de ampliar el límite de hora para ducharse y salir del hotel cuando más les convenga.

Aunque el triatlón genera un gran volumen de reservas, los deportes favoritos de los clientes de Sport Rooms son el atletismo y el ciclismo. De hecho, Cantabria acoge cada año 300 eventos, entre ambas disciplinas deportivas, pero el cofundador reconoce que no pueden cubrirlos todos porque no todos disponen de los servicios que ofrece su compañía en su pack de inscripción y alojamiento.

La mayor parte de los usuarios de su página son aficionados al deporte que aprovechan el viaje para hacer turismo. Los deportistas profesionales solo representan el 10% del total.

Ampliación de la plantilla

La multiplicación de competiciones deportivas populares, como Los 10.000 del Soplao ha creado un nuevo nicho de mercado.

Un indicador que refleja el éxito de su propuesta es la evolución en el número de trabajadores de la compañía. En la actualidad, Sport Rooms cuenta con seis empleados que desarrollan su actividad en una luminosa oficina de la calle José María Pereda, en el centro de Torrelavega. Otros dos tienen su base en Madrid.

Este verano tienen previsto incorporar un comercial y a partir de enero a dos personas más, para añadir contenidos a su plataforma digital.

Cada empleado tiene su propio horario. “Hay gente que viene a trabajar por la mañana, algunos por la tarde y otros lo hacen desde casa. Somos muy Google, un poco frikis del sistema de trabajo de Palo Alto” (la localidad californiana donde tienen su sede las grandes tecnológicas).

La intención es crear un ambiente laboral relajado, a pesar de la gran carga de trabajo. “Metemos muchísimas horas, pero creo que estando a gusto la gente trabaja mejor y se le saca más rendimiento”.

En el día a día, hay tres empleados que se encargan de contactar por vía telefónica con los eventos deportivos para negociar una comisión por cada dorsal y con los establecimientos hoteleros, para determinar qué porcentaje se lleva la compañía por la reserva de habitaciones. “Ahora mismo, hay más de 70 eventos deportivos en la web y para el año que viene, tenemos más de 200 acuerdos cerrados”, asegura.

En algunos casos, estos acuerdos son para varios años, pero el director de la compañía reconoce que no resultan sencillos. “Nos cuesta mucho explicar a los organizadores del evento lo que hacemos porque lo que hacemos no lo hace nadie en Europa”.

Pero, una vez los organizadores de las pruebas deportivas se percatan de la visibilidad y el número de participantes que consiguen a través del operador, no dudan en aceptar la propuesta.

“Hay que acostumbrar al evento deportivo a trabajar bajo el modelo turístico”, sugiere Alberto, ya que tanto el sector hotelero como el de transporte están habituados a este tipo de operaciones.

Estrategias de expansión

La previsión de la empresa es seguir creciendo y mejorar su posicionamiento. Este mes ya aumentará su cartera de servicios y empezará a ofrecer al deportista, además del dorsal y el alojamiento, un medio de transporte, ya sea en tren, autobús o avión. “Vamos a ser punto de venta oficial de Renfe”, anuncia. 

Otra de las estrategias de expansión pasa por las alianzas que generen sinergias. Un ejemplo es el acuerdo al que acaban de llegar con Correos para vender sus productos en una sección de su página web, lo que va a impulsar su volumen de negocio y adelantar los diez millones de euros al año que Sport Rooms tenía previsto facturar en 2021.

David Pérez

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar