Círculo Empresarial

‘Tenemos tan interiorizadas las ventajas del cupo vasco que ya ni nos las planteamos’

Pedro Pérez Eslava, director de la Agencia Tributaria Cántabra

Reciba la revista de cada mes en su domicilio

“Uno se acostumbra de forma tan natural a estas diferencias [fiscales] que le parecen obvias”. Pedro Pérez Eslava, director de la Agencia Tributaria Cántabra cree que la sociedad española nunca se ha planteado la distorsión fiscal que plantean los sistema vasco y navarro, a pesar de que dan lugar a diferencias radicales con cualquier otra comunidad, y afectan muy seriamente a la competitividad de las regiones colindantes. En una intervención en el Círculo Empresarial Cantabria Económica, Pérez Eslava también lamentó que, a pesar de la corresponsabilidad fiscal, la capacidad de decisión del resto de las autonomías en esta materia sea mínima, hasta el punto que en muchos impuestos, como el IVA, ni siquiera tienen capacidad de cuestionar las cifras de recaudación que les facilita Madrid, que no ofrece ninguna posibilidad de contrastarlas. “El dinero lo tiene Madrid, y te lo manda”, exactamente lo contrario de lo que ocurre en el sistema foral. Y ambos casos la objetividad es discutible, en su opinión.


Las negociaciones del Partido Popular con el PNV para asegurarse sus votos en los Presupuestos del Estado para 2017 causaron no pocas erupciones en otras comunidades, cuando se supo el precio. El País Vasco recuperaría 1.400 millones de euros a rebajar en el cupo de los próximos años. Cantabria, en cambio, ni siquiera consiguió los 22 millones que Rajoy había prometido por escrito para pagar la anualidad de Valdecilla. Pero no es el único agravio. En el último encuentro del Círculo Empresarial Cantabria Económica, Pedro Pérez Eslava, director de la Agencia Tributaria Cántabra, desgranó las ventajas financieras que tiene el cupo vasco, tanto porque la gestión queda en las manos casi incontestables de esa comunidad como por no haber sido actualizados algunos parámetros de cálculo desde 1982.

Pedro Pérez Eslava recordó a los empresarios presentes que el director de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), Ángel de la Fuente sostiene que la fórmula para estimar el cupo vasco o la aportación navarra  es muy ventajosa para ambas comunidades y supone “una violación flagrante del principio constitucional de igualdad”. En su opinión, es incongruente que la segunda y tercera comunidad con mayor renta per capita del país registren un saldo fiscal positivo con respecto a la Administración central, lo que en la práctica significa que “son subvencionadas por territorios que en promedio son más pobres”. Es evidente que, por renta, ambas deberían ser aportadoras netas al sistema, como lo son Cataluña o Madrid.

Los conciertos no son, por sí mismos, un privilegio, pero lo han acabado siendo, según Pérez Eslava, por el sistema de cálculo empleado. La estimación a la baja de las competencias estatales no asumidas por el País Vasco y la fórmula empleada para territorializar los ingresos por IVA han acabado por proporcionarle 4.500 millones más –Pérez Eslava citó los cálculos de De la Fuente– de los que le corresponderían. Un dinero que pierde la caja común del Estado.

El director de Cantabria Económica, Alberto Ibáñez, durante la presentación del ponente, Pedro Pérez Eslava.

A la vez, la caída en la recaudación fiscal durante estos años de crisis ha sido menor en el País Vasco que en otros territorios y las dos subidas nacionales del IVA le han proporcionado recursos suficientes como para no tener que aplicar los sucesivos incrementos del IRPF aprobados por los últimos Gobiernos del Estado. También le ha permitido eludir la mayoría de los recortes. Por ejemplo, el gasto por alumno en el País Vasco es hoy un 50% superior a la media nacional y también lidera el desembolso per capita en sanidad y en servicios sociales.

Esa capacidad financiera también le permite tener un déficit público muy inferior al promedio nacional (1% en el País Vasco, y 0,74% en Navarra) y un endeudamiento público muy llevadero.

¿Está Cantabria sobrefinanciada?

El director de la Agencia Tributaria Cántabra se mostró en desacuerdo con las comparativas que indican que Cantabria está sobrefinanciada en el actual reparto de los ingresos del Estado porque, aunque la región reciba aproximadamente un 20% por habitante más que la media, en este ranking no se incluyen las dos regiones que quedan fuera del sistema, el País Vasco y Navarra. Si se añadiesen se comprobaría que Navarra está aproximadamente en el 175% de la financiación media y el País Vasco en el 210%. Además, recordó el esfuerzo que exige la dispersión poblacional de Cantabria a la hora de prestar servicios básicos (lo que pretende el sistema de reparto es financiar a las comunidades para que todos los habitantes puedan recibirlos en las mismas condiciones) y recordó que en nuestra comunidad autónoma hay niños que han de ser desplazados a las escuelas en taxis pagados por la Administración autonómica, porque viven en zonas donde no se justificaría un autobús.

Pérez Eslava citó las conclusiones de un informe de la profesora de la Universidad de Cantabria Ana Carrera tras comparar la situación de nuestra comunidad autónoma y el País Vasco: “La existencia del sistema foral y del régimen de Concierto Económico socava significativamente el atractivo relativo de Cantabria y de otras regiones vecinas al País Vasco como zona de operaciones o de localización de nuevas empresas”.

El Estatuto de Autonomía del País Vasco (1979) y el régimen foral de Navarra indican que ambos “territorios históricos” tienen potestad para mantener su régimen tributario, lo que en la práctica implica la exacción, gestión, liquidación, recaudación e inspección de todos los impuestos estatales, a excepción de los derechos y gravámenes sobre las importaciones. Eso significa que prácticamente toda la recaudación se queda allí, y la comunidad se limita a contribuir al Estado a través de un cupo o aportación para sufragar las competencias no asumidas (Defensa, sostenimiento de la Casa Real, Congreso y Senado o Relaciones Exteriores). También puede deducir gastos en inversiones directas de interés general en el País Vasco (AVE, puertos, aeropuertos…).

El desequilibrio de esta fórmula de cómputo se ha ido agravando con el tiempo, en opinión de Pérez Eslava, ya que, aunque estos territorios también contribuyen al Fondo de Compensación Interterritorial, la aportación del País Vasco se estableció en 1982 en función de los ingresos de la población vasca (un 6,24% del total) y no se ha actualizado desde entonces, a pesar que el PIB per capita vasco ha ido ganado peso con respecto al resto de España. Exactamente lo mismo ocurre con Navarra.

Como consecuencia de todo ello, el País Vasco disponía en 2015 de unos ingresos públicos medios por habitante de 4.222 euros “una cifra privilegiada si se compara con los apenas 2.000 que arroja la media de las quince autonomías de régimen común”, resalta Pérez Eslava.

Como ha constatado recientemente un informe de Deutshche Bank, el País Vasco y Navarra se convierten en perceptoras netas del Estado, a pesar de ser las regiones más ricas de España, lo que, en opinión de los redactores del informe, no solo no contribuye a reducir las desigualdades internas del país sino que las agrava.

Además de esta sobrefinanciación, el director de la Hacienda cántabra recordó en su exposición ante el Club Empresarial Cantabria Económica que, a cambio de los votos del PNV a los últimos presupuestos, el PP le va a permitir al País Vasco recuperar 1.400 millones de los casi 1.600 que reclamaba por un litigio sobre cupos abonados entre 2007 y 2017. Esta cantidad se irá descontando de las aportaciones de los próximos cinco años y obligará a retocar los Presupuestos de 2018, porque la teórica aportación vasca de 1.202 millones de euros se quedará en 816, ya que, además, se van a descontar 344 millones por las políticas activas de empleo que Euskadi ya gestiona y otros 100 por obras del Tren de Alta Velocidad sufragadas por el Gobierno vasco que también se deducen del cómputo.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close