A fondo

La superficie comercial de Ganzo cobra vida

Abren sus puertas las nuevas tiendas de Lidl y Decathlon

Los vecinos de la comarca del Besaya ya pueden disfrutar de una nueva zona comercial de unos 40.000 metros cuadrados en la que se han asentado varias medianas superficies de gran tirón. La primera en abrir sus puertas ha sido la cadena de comida rápida Burger King y este mes llegan las aperturas del supermercado Lidl y del establecimiento de material deportivo Decathlon.


Torrelavega ha sido tradicionalmente el punto de aprovisionamiento para muchos municipios limítrofes, con población y capacidad adquisitiva suficiente para consolidar un entramado comercial muy pujante y de gran calidad. La crisis de los años 80, la mejora en las comunicaciones por carretera y el asentamiento en Santander de grandes cadenas internacionales ha cambiado esos hábitos de consumo en las últimas décadas, lo que dio lugar al cierre de comercios ‘de toda la vida’ en la denominación popular. Buena parte de la clientela se desplazó hacia la capital de la región primero y, desde la llegada del comercio electrónico, hacia las plataformas de Internet.

Torrelavega no da por perdida la batalla, y ahora trata de defenderse con las mismas armas, los grandes establecimientos de cadenas multinacionales. Si hace algo más de una década se creó un área comercial en uno de los extremos de la ciudad (Los Ochos, en Sierrapando) ahora se replica con otra zona comercial en el extremo opuesto (Ganzo), junto a la fábrica de Sniace. No es la mejor noticia para el comercio local, que tendrá aún más rivales, pero sí para el municipio, que podrá retener una parte de ese volumen de compra perdido.

Desde que en marzo de 2017 se aprobara el convenio urbanístico que permitía al promotor Antonio Casado adecuar los terrenos del antiguo parque de madera de Sniace, en Ganzo, para convertirlos en una nueva zona comercial, las máquinas se adueñaron de los más de 40.000 m2 sobre los que anteriormente se extendían los apilamientos de madera de eucalipto. Esos trabajos han deparado ya un restaurante de la cadena norteamericana Burger King, que abrió sus puertas en agosto, y este mes se inaugurarán los grandes tiendas de Decathlon y Lidl.

Comida rápida

El edificio de Burger King en Ganzo, que responde a la nueva imagen de la cadena, es el séptimo abierto en la región y ha supuesto la creación de veinte puestos de trabajo directos.

Aunque se sumó más tarde que otras firmas que aún están en proceso de asentamiento, la cadena de comida rápida Burger King ha sido la primera en abrir sus puertas. Lo hizo en agosto, después de una inversión de 1,5 millones de euros, realizada por el Grupo KAM, franquiciado de la zona norte que cuenta ya con 59 Burger Kings, de los cuales siete están en Cantabria –que próximamente serán ocho, con la apertura del nuevo local en la calle Josefina de la Maza, de Santander–.

Burger King lleva en España más de 40 años. En 1975 abrió en Madrid su primer restaurante europeo y, desde entonces, su expansión ha sido permanente, hasta reunir más de 750 locales en nuestro país. Para el año 2022, espera haber llegado al millar.

El restaurante de Ganzo ocupa un local de unos 400 m2 y cuenta con una terraza de 71 m2, más de 30 plazas de aparcamiento y un servicio Autoking, para que los clientes puedan ordenar y recoger sus pedidos sin salir del coche. También dispone de una zona de esparcimiento infantil, que denomina Play King.

El nuevo establecimiento muestra ya la renovada imagen corporativa de la cadena, denominada Prime, con un diseño interior más cuidado, pantallas digitales para ofrecer una mayor nitidez en las informaciones y kioskos digitales desde los que se pueden realizar los pedido rápidamente.

La apertura de esta nueva hamburguesería ha generado veinte puestos de trabajo directos, ocupados por vecinos de la comarca del Besaya. Una cifra que, según informa KAM, se podría ampliar cuando el establecimiento esté a pleno rendimiento.

Deporte para todos

La tienda Decathlon de Torrelavega, la segunda de la región, tiene una sala de ventas de 1.435 m2.

Decathlon es otro de los operadores de esta nueva zona comercial y uno de los más esperados, ya que a pesar de que cuenta con 168 tiendas en España, en Cantabria solamente tenía presencia en Santander. A partir del 8 de noviembre, pasará a dar servicio a la zona occidental de la región con la tienda de Torrelavega.

La cadena  francesa de artículos deportivos facturó en España el año pasado 1.712 millones de euros (un 4,5% más que el año anterior), y nuestro país supone ya el 15,5% de su negocio mundial, sólo por detrás de Francia, donde nació. El grupo tiene más de 12.000 empleados en el territorio nacional.

A pesar de que, tal y como señala la compañía, la venta online es clave para su crecimiento en España, este desarrollo digital no repercute negativamente en las tiendas, cuyo papel se considera fundamental a la hora de mostrar unos productos que el cliente quiere poder palpar. Por ello, el grupo trata de que sus establecimientos se conviertan en puntos de encuentro para los aficionados al deporte. La tienda de Ganzo, construida en una nave de 1.613 m2, de los que 1.435 se destinarán a sala de ventas, será un ejemplo.

Un gigante cántabro

Los nuevos supermercados Lupa tienen una imagen más moderna.

La empresa local Semark AC Group, propietaria de los supermercados Lupa, también ha querido estar presente en esta nueva zona comercial, con una tienda de 1.840 m2 de superficie, que se sumará a los 158 establecimientos que ya tiene repartidos por Cantabria, Castilla y León y La Rioja.

En el supermercado de Torrelavega ha realizado una inversión de 1,5 millones de euros y será el séptimo Lupa de la ciudad, y el segundo que se abre en Cantabria en lo que va de año, tras la inauguración del local de la calle Rualasal (Santander), en mayo.

La nueva tienda, que previsiblemente abrirá sus puertas a principios del próximo año, tendrá la estética que caracteriza las últimas aperturas de Lupa y una gran variedad de secciones, entre ellas panadería, carnicería, pescadería con cocedero de mariscos propio y área bio o productos saludables.

Además, responderá a un modelo ecoeficiente, que minimiza el impacto ambiental, reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera y el consumo energético gracias al uso de tecnología LED en la iluminación, arcones congeladores de última generación equipados con tapa o recuperadores de calor para el agua caliente, además de climatizadores y murales de alta eficiencia.

Semark, líder del sector en Cantabria ha alcanzado una cuota del 31,1% en el segmento de supermercados y, por ello, su interés en los últimos años se ha centrado en crecer fuera de la región.

La cadena de supermercados Lupa cerró 2017 con una facturación de 496,18 millones de euros y 6,0 millones de beneficio, y ya supera los 3.000 empleados, a los que se sumarán los aproximadamente 30 que pondrán en marcha el supermercado de Ganzo.

Solución a un problema histórico

A los establecimientos citados se va a sumar un quinto operador, la empresa MKT Oil, que está construyendo una estación de servicio. Será gestionada por la petrolera Galp, la más importante de Portugal, que cuenta con más de medio millar de puntos de venta en España.

Si la climatología lo permite, la compañía espera que las obras de la estación de servicio de Ganzo puedan estar terminadas a mediados de diciembre. Inmediatamente después se realizará la adecuación de tienda, para tratar de abrir antes de Navidad, aunque la inauguración formal se hará ya en enero.

La última parcela disponible de este área comercial tiene unos 1.000 m2 y, por el momento, no se conoce su destinatario, aunque ya está vendida, así como otra más pequeña en la que se asentará la firma de repuestos de automoción AD Cantabria.

La nueva zona comercial requería obras de urbanización de todo el entorno, entre ellas, la construcción de una rotonda en la intersección que une la Avenida de Moneche, el acceso al hospital Sierrallana y el nuevo vial entre Ganzo y Duález, que fueron inaugurados a principios de octubre y vienen a solucionar un problema histórico de los vecinos de ambos pueblos.

Como ha destacado el Ayuntamiento de Torrelavega, estas obras no le han supuesto ningún coste, ya que a pesar de que los gastos ascienden a unos 800.000 euros, ha sido financiada por la promotora del área comercial.

La nueva configuración de esta zona se completará con la futura carretera Viveda-Barreda, que ya cuenta con un estudio favorable de impacto ambiental y podría construirse en 2019.

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar