Cantabria económica
Inicio ::: Suscripciones ::: Publicidad ::: Ediciones del Norte ::: Contactar






Artículos
Editorial
La nueva oposición

Fomento pretende llenar de carteles de obra la región el año que viene
De la Serna ha ordenado apurar los plazos previstos en varios proyectos y maneja actuaciones que costarán 500 millones de euros

Una nueva vuelta de tuerca en el comercio
El ‘low cost’ pretende ganarle cuota a los hiper

La cultura vende menos que la playa
La inmensa mayoría de los visitantes extranjeros no muestra interés alguno por las regiones monumentales

Cantabria celebra La Noche de las Telecomunicaciones
Unos 500 ingenieros del sector trabajan en la región

‘Minimizamos el impacto que tiene para los transportistas la Administración digital’
LUIS LANNEFRANQUE, gerente de Gesa Grupo:

Las conserveras de anchoa buscan más valor añadido
Ana María, la ganadora de las últimas Ferias de la Anchoa amplía su gama con el verdel

La logística se convierte en el gran objetivo en la oferta de suelo industrial
Los futuros polígonos de La Pasiega y de Las Excavadas son la mayor apuesta de SICAN

‘Cuando crees en ti mismo llegas a tu mejor versión’
ANA GONZÁLEZ MEDIALDEA, coach y terapeuta:

Funcantabria: El negocio funerario ya no es lo que era
La empresa ha conseguido una personalidad propia con los actos que organiza, convertidos en un canto a la vida

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 (11...20)

Siguiente
Funcantabria: El negocio funerario ya no es lo que era
Fecha: 08/09/2017

La empresa ha conseguido una personalidad propia con los actos que organiza, convertidos en un canto a la vida

El sector funerario apenas tiene visibilidad en los medios, probablemente por sus connotaciones culturales o por supersticiones atávicas, pero Funcantabria está haciendo un gran esfuerzo por cambiar la percepción social de este negocio y consolidar su propio hueco. Y lo está consiguiendo gracias a un nuevo concepto de gestión y a un marketing concebido con mensajes positivos y llenos de luz.
Funcantabria ha sido una de las primeras funerarias del país, al margen de los grandes consorcios, en contar con la certificación de calidad propia del sector, la UNE-EN 15017. La funeraria cántabra destaca, además, por una reconocida actividad de Responsabilidad Social Corporativa, bajo un lema tan cargado de optimismo y energía como ‘Celebra la vida’. Instalaciones acogedoras, diseños luminosos y un personal entrenado en la atención a las familias son los pilares de un nuevo concepto de negocio, que quiere liderar la empresa nacida en Torrelavega hace casi 25 años.
La andadura de Funcantabria comenzó en 1993 como una diversificación en los negocios de seguros de su presidente, Miguel Ángel Díaz, que adquirió la veterana sociedad Funeraria de Torrelavega. Diez años después, la empresa ya tenía presencia en Los Corrales de Buelna y Cabezón de la Sal. Después vendrían Carrejo, Comillas e Ibio, asentando su posición en el occidente cántabro. En 2012 nació la imagen de marca Funcantabria que conocemos en la actualidad, y en 2016 abrió la oficina de Santander, con lo que ya daba cobertura al 90% de la población de la comunidad autónoma.
Funcantabria siempre ha buscado la forma de diferenciarse y de ser innovadora al atender las nuevas demandas que surgen en el mercado funerario. En cinco años ha duplicado el número de servicios prestados y no ha dudado en incorporar algunos tan llamativos como ceremonias de despedida a bordo de helicóptero o barco para aquellas familias que quieren decir adiós a las cenizas de sus seres queridos de esta forma. También ha sido una de las primeras del país en ofrecer féretros ecológicos para incineraciones, anticipándose a la legislación europea en este sentido. Una gama de atenciones que refleja el dinamismo de una sociedad que evoluciona en sus creencias y en su manera de afrontar la vida y la muerte.
Funcantabria siempre explica que su teléfono atiende las 24 horas del día a cualquier persona de cualquier cultura, credo o sensibilidad. Es consciente de ser una empresa de servicios que nadie querría tener que utilizar y por eso se autoimpone una exigencia máxima y el acompañamiento de las familias en esos momentos delicados.
La experiencia adquirida y la reflexión sobre lo que aporta una funeraria a sus clientes le han llevado a elaborar un discurso lleno de delicadeza y positivismo, los valores que necesitan las personas en el momento de despedirse de sus seres queridos.
Esta filosofía empresarial se ha plasmado en una política propia de Responsabilidad Social Corporativa y en el lema ‘Celebra la Vida’ con el que coordina todas sus acciones, algo que puede resultar chocante. Una funeraria apostando por la vida podría parecer tan poco coherente como un saudí apostando por la energía eólica.
Estas actividades se llevan a cabo, desde 2014, a través de la asociación Funcantabria Solidaria, con iniciativas tan novedosas como las actuaciones musicales realizadas en el cementerio torrelaveguense de Geloria o las visitas guiadas a este mismo camposanto para mostrar la historia de la ciudad a través de la vida de los personajes allí enterrados. Este programa es finalista entre las actividades de puertas abiertas del concurso Cementerios de España 2017 que organiza la revista Adiós Cultural.
Funcantabria también ha llenado el Teatro Municipal Concha Espina con un recital de zarzuela, ha patrocinado la tradicional carrera AMAT de familias contra la droga y se ha implicado a fondo en la cuestación ‘La Vida de Lucas’. Muchas familias, incluidos niños pequeños, se acercaron a las oficinas de la funeraria a dejar tapones de plástico para participar en esa iniciativa, una de las pocas veces que alguien entra en una funeraria sin obligación.


Pionera en redes sociales

El objetivo de la empresa es relacionarse de una manera amable con su entorno social en el que se encuentra su clientela; un marketing a largo plazo asentado en valores positivos, como conectar con la gente en un ambiente libre de prejuicios y esforzarse en proporcionar calidad de vida y disfrute a las personas a través de acciones sociales o actividades culturales.
Más disruptivo aún que la celebración de eventos públicos o las colaboraciones con iniciativas benéficas es su presencia en las redes sociales, otra idea impensable en el sector hace unos años. La empresa es pionera en este terreno, decidida a hablar y comunicarse con la gente pero, en lugar de orientar su estrategia a la divulgación de su catálogo de productos y servicios, lo hace promoviendo el disfrute de la vida. El equipo empresarial quiere que eso marque la impronta de su actividad: Jamás hay que esperar hasta el final para celebrar la vida.

Cantabria Económica © 1996-2018 Todos los derechos reservados.